sábado, 7 de enero de 2017

Por fin probé las acrílicas!!!

Evidentemente me refiero a las pinturas, y por supuesto, no me las he comido. Aunque por el tiempo que me duró el color blanco nadie lo diría.
Si eres asiduo a este blog seguro que ya sabes cual es mi opinión sobre ellas, leyendo entre líneas en otros artículos, aunque tengo que ser sincera y afirmar que no las había usado antes por su precio.
Como en Artattack las usan mucho, y me encanta ese programa, siempre quise poder hacer una review de estas pinturas con conocimiento de causa. Por eso, cuando encontré una caja de 18 tubos, con 36 ml cada una, en Lidl (casi regaladas), no pude contenerme.
Y después de realizar varios proyectos con ellas, sobre varios materiales que podemos tener a mano en casa (entiéndase cartón y plástico), os cuento lo que me han parecido.
Espero que os sea útil a la hora de decidiros por una u otra. Y cuando uséis las acrílicas no hagáis el tonto como hice yo...
Hacia ya tiempo que las tenía en un armario, esperando la razón y el momento adecuados para la prueba, cuando me llamaron para una fiesta de temática circense para la que necesitaba acabar un par de juegos de puntería, uno con botellitas pequeñas de cacaolat, y otro de cartón. Por eso decidí sacar las acrílicas del armario.
Las botellitas de cacaolat pequeñas, que tenia preparadas con relleno para darlas peso, eran las que mas las necesitaban. Pintar plástico con témperas no es buena idea, tendría que forrarlas con cinta de carrocero (la de pintor) antes de pintar y las arrugas habrían sido un problema a la hora de aplicar pintura. Problema que no tendría pintándolas con acrílicas, además, por lo que yo tenía entendido, esta pintura no se caía del plástico pintado...
Pintando las botellas vi que cubría bastante bien pero que hacían falta un par de capas. Tardó en secar un montón, pasados 3 días aun estaban algo pegajosas y si se juntaban mucho se pegaban, traspasándose la pintura de una a otra al separarlas y ale, otra vez a retocar la pintura.
Quizá hubiera venido bien una mano de barniz, o rociarlas con laca Nely...jajaja
Fue lo que mas me costó pintar, sobretodo por la falta de espacio, 10 botellas secándose sin poder rozarse entre ellas ocupan mucho sitio...no podía secarlas al aire en la terraza porque todo lo que volaba con el aire se quedaba pegado en ellas. El aroma de la pintura es bastante fuerte y la mesa olía desde lejos.


Lo que tengo que reconocer es que los colores eran muy vivos, y quedaron muy bonitas.
Pero, después de algunas partidas de tirar la pirámide de botellas con la bola, la mayoría de ellas tenían la pintura rascada. y así acabaron las botellas después de la fiesta, con el uso normal de los niños...La pintura no aguantó demasiado trote, aunque no creo que haya pintura que aguante el meneo infantil sin llevar 3 capas de barniz protector, como mínimo.




El caso del cartón fue diferente, cubría de una sola pasada, sin tener que pintar de blanco el cartón previamente, pero cundía muy poco. Secó algo mas rápido que en la otra ocasión y como es una pintura mas espesa no gotea, así que se quedó tumbado en la cama de invitados sin estorbar, ni manchar.
Tardé tan poco en hacerlo que hasta me sorprendió. Quedó de maravilla y aun hoy, casi dos meses después, aun está perfecto.



Quise usarlas mas tarde para la casa de cartón de mi hija que, después de darle muchas vueltas a como decorar las paredes, decidí que pintarlas con acrílicas era lo mejor. Pueden mezclarse los colores, y podría lograr el tono pastel con blanco y poca pintura de color. Después podía hacer estampados con pintura de color vivo y saldría genial.
Pero el blanco que tenía era poco, 36ml no dan para mucho. Y una vez que se me agotó, descubrí un error muy tonto por mi parte.
Las acrílicas pueden aligerarse con agua.
Con mucha menos pintura habría cubierto mas "pared" y aun tendría blanco para hacer el resto de espacios de la casa.

Así que esta es mi nueva opinión sobre las acrílicas: No son mejores ni peores que las témperas, solo mas caras, buscando en Internet encontré una marca bastante barata de acrílicas "wingo" tiene tubos de 120ml por 1,43€ mucho menos que la marca de la pajarita, pero no tanto como la del lidl. Sin embargo en comparación con las témperas (yo siempre he escogido Jovi) por un precio parecido (1,60€) te dan 250cc (centílitros cúbicos) y hay otros formatos, si queréis saber mas precios podeís mirar aquí
Y por esto, las acrílicas, siguen sin valer la pena para los proyectos infantiles. No dejan un acabado satinado como pensaba (a no ser que la pidas satinada producto aun mas caro), solo un aspecto algo mas profesional, y con tempera barnizada (o cubriéndolo de cola blanca después del secado) consigues un mejor resultado. También podría barnizar la acrílica pero para que pagar mas por una pintura cuando obtengo un resultado parecido con otra mas barata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario